Daniel Cuberta

Esta es la web de Daniel Cuberta

Una descripción minuciosa de la Batalla

DESCRIPCIÓN DE LA BATALLA

Una descripción minuciosa de la batalla.

Miles de páginas que se llenarán de palabras

para describir con claridad, sin pasiones que molesten

como moscas

la tarta no muy dulce de la verdad,

el mínimo detalle de lo qué pasó,

de lo que fueron

cada minuto de estas horas de estos días

que tu y yo

ahora mismo vivimos.

 

Historiadores serios y tenaces

agentes del futuro,

limpios mineros de la verdad,

diseccionarán nuestras batallas.

Contarán precisos tus golpes, contarán los míos.

 

Se meterán en tu cabeza

-los envidio: yo nunca supe-

mientras te retiras

de espaldas, paso a paso, cautelosos,

por el pasillo.

Te miro y me alegro de

poder ser una fuente fiable

de documentación futura.

Cada paso, y tu mirada, el preciso

dibujo del pelo sobre tu cara

todo lo retengo como un documento sin moscas.

 

Yo sé cómo te lames tus heridas.

Te he visto, distante y perfilada, como

los reflejos en los espejos.

Las manos en tu boca.

Las mías en la mía.

Tengo información de primer orden

para los historiadores del futuro.

 

Se declararán la guerra entre ellos

negándose,

quitándose la autoridad

de la precisión en el acercamiento a la tarta

no muy dulce

de la verdad de estos minutos,

de tus pasos en el pasillo.

 

Todo lo pienso, ausente

-qué harán, cómo harán, los historiadores del futuro

para contar nuestra batalla,

la batalla de tu y yo-

y cuando pienso que pienso me hago presente

(pensar en el futuro ausenta

del presente: debería estar prohibido por los Estados Mayores,

de ahí que los soldados, tras el grito

de su nombre, griten de vuelta: ¡presente!).

Visito, aún no del todo presente

el paisaje de la batalla

y nace una certeza

como una aguja

clavándose en mis pies:

 

Soñando el futuro pierdo ahora, aquí,

la batalla, la guerra, mi entera perra vida.

 

Perro presente perdido.

 

Ganar me hará el solitario rey

de estas ruinas

que tu y yo construimos

en la memorable batalla

que arrasó el mundo

que tu y yo construimos.

 

De la que yo me ofrezco

a ser el más satisfecho testigo

fiable,

la pura fuente de verdad futura

de mi perro presente perdido

contigo y sin ti.

 

 

 

 

 

 

 

próximo puesto

Atrás puesto

vimeo | contacto