Hola. Bienvenidos.

Lo que sigue es una muestra de mis películas. Nunca las he sabido definir muy bien, y a pesar de que en ocasiones me he visto obligado, aún no sé muy bien qué decir. Lo obvio, y lo más fácil, es que están aquí, y, la mayoría, son muy cortas.

Adelante. Pasen y vean.

De momento en esta selección  hay cincuenta películas, agrupadas de una manera intuitiva, que podéis seguir o haceros vuestro propio programa siguiendo vuestras ganas y curiosidad.

Me despisto con las fechas, pero aquí, mezcladas, debe de haber películas realizadas en una franja de veinte años, algunas se hicieron juntas, agrupadas más o menos dependientes y más o menso independientes, como capítulos de una misma “obra”; a estas “colecciones” las llamaba Cuadernos.

Se hicieron cinco o seis, con aproximadamente treinta películas cada uno y unos cuarenta minutos de duración. Si alguien estuviese interesado en conseguir alguno me puede escribir al correo. Por cierto, estaría encantado si me escribís para cualquier otra cosa, insultos o parabienes.

Hace unos años encontrar este formato, y una forma de trabajo, y de mirar y de expresarme, fue como llegar a un territorio nuevo, un territorio donde la verdad es que me sentí muy feliz. En aquel entonces, creedme, había muchas menos imágenes; ahora por supuesto me pregunto qué cuentan las mías, y qué relación y sentido tienen con todas estas de ahora que ya lo ocupan todo, y otra vez más no sé qué decir, más allá de la antigua invitación: pasen y vean. Sois muy bienvenidos.

Películas

Como una historia de amor

Este suelo es el de una antigua fábrica industrial semiabandonada en el norte de Italia. Viví allí un tiempo, me encantaba ese suelo. Las piedras chocan y giran y se encuentran y desencuentran. Yo conozco unas cuantas historias así.

Tus palabras

Estas películas tienen todas relación directa, aunque diferente, con las palabras, claro. Palabras aparecen por todos lados y de muchas maneras. Nunca he sabido en verdad separar del todo las imágenes y las palabras. Y las tuyas son tan frías.

100 veces no

Eso, justo eso. Que no.

Atardecer 7 abril 2012

Considero un privilegio, un placer y hasta un pequeño deber atender al sol, seguirlo mientras se mueve y honrarlo cuando se esconde. Esta peli no es más que ese regalo y ese gozo en un día de primavera en una habitación de una torre alta de apartamentos…

Poemas

Libros